10 tips para mantener tu auto como nuevo

Para muchos, el auto es un elemento esencial para moverse en el día a día, pero mantenerlo en perfectas condiciones puede requerir trabajo, dinero y tiempo, sin embargo, aunque parezca difícil, con ciertas habilidades y un adecuado mantenimiento, se pueden lograr conservar y hasta aumentar su vida útil.

¿Qué tipos de mantenimiento pueden requerir los autos?

Mantenimiento correctivo: Consiste en la reparación de diferentes partes del vehículo cuando dejan de funcionar o comienzan a fallar.

Mantenimiento preventivo: Es el que hacemos según las instrucciones del fabricante, las cuales indican los espacios de tiempo o kilometraje en los que se deben sustituir ciertas partes del vehículo o revisarlas.

Mantenimiento predictivo: Es el cual predice si es necesario realizar correcciones o ajustes antes de que ocurra una falla debido a diagnósticos o mediciones previas.

A continuación, te contamos 10 tips que te ayudarán a mantener tu auto como nuevo:

1. Verifícalo mensual, semestral y anualmente

El mantenimiento de tu auto debe ser una rutina básica; aunque tu auto aparente estar en buenas condiciones, debes acudir al mecánico periódicamente a revisar los frenos, las bandas, las llantas, la batería, el aceite y el radiador. Y semestral o anualmente debes revisar al menos el afinamiento, las bujías, el aire acondicionado y el motor.

2. Sigue las indicaciones del fabricante

Como lo mencionamos anteriormente, uno de los principales mantenimientos que se le debe hacer al auto es el preventivo, en el cual debemos seguir las instrucciones del fabricante, para cumplir con las condiciones mínimas que te ayudarán a mantener tu auto en buenas condiciones.

3. Afina el motor

Es fundamental que cambies el aceite lubricante y reemplaces algunas de las piezas como las bujías, los filtros de aire, el aceite y la gasolina, ya que estas renovaciones te permitirán evitar un bajo rendimiento.

4. Examina tus llantas o neumáticos

Debes revisar dos a tres veces a la semana la presión de aire de tus neumáticos y ajustarla al valor correcto para tener un mejor manejo y un menor desgaste de ellos. Si están bien calibrados los neumáticos, tu auto requerirá menos esfuerzo al desplazarse y tendrá un mejor rendimiento de combustible.

5. Limpia el motor

El polvo acumulado y los restos de grasa pueden afectar su funcionamiento e incluso dañar las piezas primordiales.

6. Revisa y cambia el aceite

Esta es una actividad primordial para asegurar el buen rendimiento de tu auto. El cambio de aceite debes hacerlo en los periodos que indique el manual del fabricante y no olvidar reemplazar el filtro del aceite, ya que un filtro sucio impide el flujo correcto del aceite y puede desgastar el motor.

7. Revisa el líquido refrigerante

Es importante que leas el manual del fabricante e identifiques el tipo de líquido refrigerante que requiere tu auto. Para revisarlo debes ubicar tu auto en una zona plana para conocer el nivel real de líquido refrigerante, verificar el nivel con el motor frío y si es menor el nivel del líquido refrigerante al que debe tener, rellenarlo hasta alcanzar el indicado. Te ayudará a asegurarte de que tu motor no se sobrecaliente, y así evitarás problemas con sus componentes.

8. Evita accidentes con los frenos y cuida tu auto

Uno de los factores más importantes en tu auto son los frenos, ya que con un adecuado cuidado se puede evitar el desgaste de los neumáticos y de los discos de freno y además evitar accidentes. 

Por lo anterior, debes manejar siempre en marchas que no fuercen tu motor, ni se sobrecaliente, también debes frenar paulatinamente, con tiempo y con poca presión en el pedal para que tu auto se detenga lentamente y no repentinamente, adicionalmente si cuando frenas se siente una vibración, debes revisar si los discos están dañados.

9. Protege la pintura del sol

Los rayos del sol pueden dañar la pintura de tu auto, en especial si es de color rojo, negro o azul, ya que su desgaste es más evidente. Por ello, siempre que sea posible debes estacionar tu auto en un garaje cubierto, ya que además de los rayos ultravioleta, también podrás protegerlo de actos vandálicos.

10. No contamines y controla el escape

Los sistemas de escape fueron creados para disminuir las emisiones contaminantes y el ruido de los gases al salir del motor, por ello debes revisarlos frecuentemente, ya que con el tiempo pueden presentar fugas o corrosiones por una falla en la potencia del motor o por un aumento en el consumo del aceite, lo cual podría dañar tu auto y además aumentar sus niveles de contaminación.

Si cuentas con los medios y las herramientas puedes hacer tú mismo la mayor parte de la revisión y el mantenimiento de tu auto en los tiempos adecuados, como la presión de los neumáticos o el nivel del líquido de los frenos, sin embargo, no hay que dejar de lado la importancia de llevar tu auto a un mantenimiento en talleres especializados, optando por los materiales de mayor calidad, ya que así podrás asegurarte de que está en buenas condiciones.

Para finalizar, recuerda que con El seguro para Autos de MAPFRE podrás acceder a talleres de primera línea, a instalación de repuestos originales y a auditorías especializadas en reparaciones, para que puedas preservar tu auto como nuevo y además cuidar a los que amas.

¿Conoces otro tip para conservar tu auto como nuevo? Cuéntanos en los comentarios.

Suscríbete y no te pierdas ninguna de nuestras actualizaciones