|   01 8000 519 991

Calcula tu precio en pocos minutos

Seguro educativo, el mejor regalo para tus hijos

Seguro educativo, el mejor regalo para tus hijos

La educación de los hijos es uno de los primeros intereses de los padres y más aún cuando no cuentan con los recursos necesarios para brindarles a sus hijos una educación integral. Muchos hijos ya tienen una meta definida y ya saben qué profesión quieren ejercer. Por eso es menester que los padres sean previsivos y cuenten con un seguro educativo, porque nunca se sabe cuándo hay algún imprevisto y en lo primero en lo que hay que pensar es en el futuro de los hijos. Si tu principal preocupación son tus hijos, tu principal objetivo debe ser que cumplan sus metas y sus sueños. Es por eso que debes tener una buena inversión para un seguro educativo, el mejor regalo para tus hijos

¿Qué es un seguro educativo?

Un seguro educativo es una ayuda ofrecida por una aseguradora pensada para asegurar los estudios de los hijos menores en caso de incapacidad laboral o muerte de los padres o representantes. Este seguro permite que los hijos puedan proseguir con sus estudios de primaria y secundaria y luego optar por una carrera universitaria en una universidad privada cuya matrícula se encarga de pagar el seguro.

Además ofrece a los asegurados la ventaja de optar por estudios fuera del país en universidades reconocidas y el seguro cubre los gastos de matrícula, boleto y hospedaje. Durante la etapa de educación inicial, algunas compañías aseguradoras pueden ofrecer algunos beneficios adicionales como asistencia a los estudiantes.

¿Cómo funciona un seguro educativo?

El seguro educativo puede funcionar según la compañía aseguradora. Normalmente el seguro cubre los estudios de los hijos hasta que estos cumplan la mayoría de edad o la edad en que esté dispuesto a elegir la cantidad necesaria y esté claro en su vocación, que puede ser máxima de 25 años. 

El beneficiario puede elegir el plazo para pagar las cuotas las cuales pueden ser pagadas en moneda local o en dólares americanos, y el tiempo en el cual desea recibir el monto ahorrado.

La aseguradora se encarga de calcular las recaudaciones requeridas. Además se puede acordar una forma de compensación pues se puede abonar mensual, semestral o anualmente.

El seguro cubre la educación de los hijos de 0 a 18 años, pero mientras menos edad tenga el asegurado, más económico será el seguro.

Ventajas del seguro educativo

Un seguro educativo es la mejor protección que puedes darle a tus hijos ya que estás protegiendo su futuro y permitiendo que alcancen sus metas y en un futuro, cuando tengan sus hijos, también puedan brindarles una buena educación. Son incontables las ventajas que les pueden dar tanto a tus hijos como a ti tener un seguro educativo:

  1. Asegura toda la etapa de educación de tus hijos: Puedes inscribirlos en el colegio de tu preferencia y cubrir sus estudios desde la educación preescolar hasta el bachillerato, sin importar si quieres cambiarlos de escuela. El seguro cubrirá la inscripción y las mensualidades.
  2. Tienes asegurados sus estudios universitarios: Una póliza de seguros educativa te permite pagar los estudios superiores de tus hijos a un precio más bajo que si la pagaras con tu capital.
  3. Tus hijos estarán asegurados aunque faltes: Ya sea que sufras alguna enfermedad incapacitante o fallezcas, tus hijos no tendrán problemas para seguir estudiando pues el seguro seguirá cubriendo sus estudios hasta que sean mayores de edad. Además algunas compañías aseguradoras ofrecen cubrir a los representantes incapacitados o los gastos funerarios en caso de muerte. En caso de fallecimiento del representante, el seguro queda libre de primas.
  4. Tus hijos tienen algunos beneficios adicionales: El seguro puede ofrecerles algunos beneficios como asistencia si tienen dificultad en sus estudios y orientación vocacional.
  5. Puede cubrir estudios en el extranjero: El seguro educativo les da a tus hijos la posibilidad de estudiar en universidades extranjeras reconocidas mundialmente como la Harvard, Yale, Oxford, Cambridge, Standford, entre otras. 
  6. Es libre de impuestos: En países como México, no es necesario pagar impuestos al solicitar un seguro educativo.

Cómo optar por un seguro educativo

Antes de solicitar un seguro educativo es necesario que motives a tus hijos a que alcancen sus metas y les reiteres la importancia del estudio. Cuando ya tengan sus metas establecidas podrás pasar a los siguientes pasos:

  1. Elige la aseguradora de confianza: Muchas aseguradoras reconocidas o entidades financieras ofrecen opciones de seguro educativo que se adaptan a la edad de los hijos y al presupuesto de los representantes. Verifica que la aseguradora esté debidamente certificada por una asociación.
  2. Pide la cotización: La aseguradora te mostrará la cotización del seguro, bien sea en moneda local o en dólares.
  3. No te dejes engañar por ofertas sospechosas: Algunas aseguradoras usan como ardid precios muy convenientes para los clientes que a la final también resultan en un dinero mal gastado, pues el seguro no otorga los beneficios requeridos. Es preferible optar por un seguro un poco costoso pero que garantice que la educación de tus hijos esté bien asegurada.
  4. Ten siempre algo reservado para algún imprevisto: Además de los gastos de colegiatura, necesitarás cubrir gastos adicionales como gastos médicos en caso de que alguno de tus hijos presente un problema de salud. No obstante, algunas aseguradoras ofrecen cubrir dichos gastos.
  5. Elige sabiamente la moneda de pago: Recuerda que en esa misma moneda le será dada la suma a tus hijos cuando cumplan la mayoría de edad y seguramente querrán algunas cosas complementarias a sus estudios.

Los hijos son el tesoro más preciado de los padres y también lo es su futuro. Un seguro educativo te dará la tranquilidad de saber que tendrá un buen futuro académico y podrá alcanzar sus metas y ejercer la profesión de sus sueños. Además ellos también podrán asegurar el futuro de sus hijos teniendo una buena profesión.

La situación económica no debe ser una excusa para que tus hijos no tengan una buena educación. Un seguro educativo te permitirá librarte de la preocupación por el aumento de los costos de las matrículas escolares o universitarias, aun cuando no estés disponible.

Suscríbete y no te pierdas ninguna de nuestras actualizaciones