¡FUERA EXCUSAS, VAMOS A VIVIR!

¿Qué harías si tuvieras el tiempo contado? Si supieras que exactamente de hoy en 10 años, tu no estarás más aquí, tu vida en el planeta tierra ha acabado y tendrás que dejar a tus hijos y a tu familia. ¿Da miedo, cierto? Es poco calculable el tiempo que tenemos en este mundo que a veces nos desgatamos en banalidades, en situaciones que nos desgastan y nos alejan de los nuestros, de sus sueños, de nuestras metas y de su futuro.

El tiempo que gastamos en pelear con el vecino porque no saco la basura a tiempo, o con el señor del transporte público por que tomo otra vía distinta, es tiempo que podemos invertir en un futuro. Es tiempo valioso para ver crecer a quienes queremos, para convertir nuestros sueños en realidad y para disfrutar de todas las cosas bellas que tiene la vida.

Vivir feliz

Aprovechar el tiempo, es de las cosas más difíciles que no puede controlar del todo el ser humano. Siempre terminamos haciendo una cosa distinta a lo que dijimos o en su defecto, olvidamos la esencia misma de la vida que es el vivir. Así que en esta oportunidad, pensemos en el futuro, en el tiempo que tenemos en vida, en lo que podemos dejar a nuestras familias, en lo que nos llevamos como experiencias al morir. Las cosas materiales van y vienen, pero lo que queda como legado nuestro, fue lo bueno que vivimos, lo felices que fuimos y lo que logramos hacer por los demás.

Vivir el ahora

La vida es un vaivén de situaciones que, aunque en muchas ocasiones nos parece completamente absurdas, a través de las vivencias es que aprendemos y de esos aprendizajes, nace la experiencia. Sabemos lo complicado que es asumir riesgos, aceptar errores y admitir la derrota, pero cada día de nuestra existencia tiene un porqué y tiene una razón de ser que muchas veces olvidamos; la sonrisa de tus hijos, el abrazo de tus papas, un te amo de tu pareja, son cosas que hacen la diferencia en nuestras vidas.

Valoremos lo que tenemos, aprendamos a soltar, aprendamos a dejar de quejarnos tanto y a buscar soluciones. Busquemos en nosotros, la capacidad de sonreír, de ayudar, de sanar nuestras enfermedades del alma, como la envidia, el odio, la tristeza y el resentimiento.

Pensemos que la vida nos puede cambiar en un abrir y cerrar de ojos y que lo que tenemos ahora, no será lo mismo que tendremos mañana. Empecemos por dar gracias por lo poco o mucho que poseemos, por dar amor a los que queremos, sonriamos al que va a nuestro lado y cuidemos de nuestra salud.

Disfrutando la vida

En los pequeños placeres, encontramos la felicidad de la vida.

Propósitos 2018

Busquemos que nuestro propósito principal sea dejar de pensar en las situaciones incomodas de la vida. Las deudas se pueden pagar, los problemas se pueden arreglar y la salud se puede recuperar; nos pasamos la vida dándole vuelta a tantas cosas, que dejamos de disfrutar lo que tenemos, olvidamos que cuidar a los que queremos y a nosotros mismos, es pensar en un futuro tranquilo para ellos y para nosotros.

Disfrutar de momentos especiales

La vida tiene todo para que la vivas con alegría

Pensemos en que lo que hacemos hoy, se evidenciará en un futuro; toda acción tiene una reacción que podemos prever si aprendemos a vivir, a dejar pasar y a escuchar más. Aprendamos a disfrutar lo que tenemos, con la plena seguridad que el futuro será el resultado de todo lo que hacemos en el presente.

Si crees que la vida se puede vivir mejor, coméntanos que acción podemos hacer ahora, a favor de un mejor futuro para todos. Una pequeña idea en pro de la sociedad puede convertirse en una gran iniciativa mundial. Recuerda que no se trata de vivir por vivir, sino de vivir mejor.

Deja un Comentario