¿Por qué aumentaron los costos de la educación superior en Colombia?

Desde 1998 en Colombia contamos con el Índice de Costos de Educación Superior Privada (ICESP), un indicador que le permite al Departamento Administrativo Nacional de Estadística DANE, evaluar las variaciones en costos y gastos de ocho tipo de instituciones colombianas: universidades, instituciones universitarias, instituciones tecnológicas y técnicas, las cuales se diferencian según su carácter público o privado.


Para el primer semestre de 2022, el ICESP tuvo un aumento del 6,41%, en gastos de educación superior en Colombia, una tasa superior en 5,16 puntos porcentuales frente a la registrada en el segundo semestre de 2021, que obtuvo una variación del 1,25%.

El DANE informa que el grupo de costos con mayor variación fue el de gasto de personal, que aumentó en un 6,43%, y de ahí la compra de bienes y servicios, que tuvo una variación del 6,38%. A nivel de gastos de personal observamos que los costos con mayores aumentos fueron: a nivel directivo y profesional (9,27%), profesores e investigadores diferentes de hora cátedra (5,72%), profesores hora cátedra (5,74%) y honorarios (7,15%).

Así mismo, el informe del DANE muestra que la variación en gastos entre instituciones públicas y privadas fueron similares, arrojaron un crecimiento del 6,29% y 6,52% respectivamente.

Para nadie es un secreto, que la pandemia del COVID-19 entre 2020 y 2021 afectó a la mayoría de los sectores socioeconómicos de Colombia, entre ellos el educativo. 

Según un análisis realizado por el Laboratorio de Economía de la Educación de la Universidad Javeriana, en 2020 la matrícula de las universidades privadas cayó en un 23%, debido a la crisis económica y a la ausencia de la presencialidad por la pandemia del COVID-19. En contraste, las instituciones públicas, no se vieron afectadas debido ya que crecieron en un 33%, los analistas lo adjudican a la implementación del programa Matrícula Cero.

No obstante, en el segundo semestre de 2021 se evidenció una recuperación socioeconómica en Colombia que impactó el sistema de educación superior, ya que obtuvo un acelerado crecimiento, logrando el más alto nivel de matrícula en su historia, pasando de 2.396.250 estudiantes en 2019 (prepandemia) a 2.488.271 en el segundo semestre de 2021, donde sector el público se llevó el 54,49 % de la matrícula, mientras que el privado obtuvo el 45,5; este crecimiento se ha observado igualmente en el primer semestre de 2022. 

Los anteriores crecimientos a nivel de matrícula en el último año han impactado los gastos de personal y los gastos de compra de bienes y servicios, ya que las universidades se han visto obligadas a adaptarse a las nuevas dinámicas sociales y a además a mantener en pesos constantes los salarios de los docentes para que no se vean afectados por la inflación.

A pesar de los crecimientos en matrículas en la educación superior colombiana, La Fundación para la Educación Superior y el Desarrollo (Fedesarrollo) afirma que aún en colombia hay grandes retos en la accesibilidad a la educación, ya que de 100 bachilleres graduados solo 39 entran a la universidad o a programas técnicos o tecnológicos, y además la deserción en los universitarios es del 46% y del 50 % para los técnicos o tecnológicos.

Luego de este contexto, vale la pena mencionar que en MAPFRE contamos con un seguro educativo: Su futuro seguro, que te permitirá ahorrar para la educación superior de tus hijos desde el sexto mes de gestación, así evitarás que su futuro se vea afectado por las dinámicas socioeconómicas del país, ya que te permitirá anticiparte al mañana y asegurar desde hoy que cuenten con la educación universitaria que se merecen.

¿Cómo crees que puede afectar la subida de los costos de la educación superior a tu hijos? Cuéntanos en los comentarios.

Suscríbete y no te pierdas ninguna de nuestras actualizaciones